Nueva reglamentación sobre ascensores

El pasado día 22 de febrero de 2013 se publicó en el BOE la nueva instrucción técnica complementaria AEM 1 sobre ascensores, aprobada por el RD 88/2013, como una restauración de la antigua instrucción de 1985 con todas sus modificaciones.

Este nuevo marco normativo se establece sobre todo para reconsiderar los modos y plazos en los que llevar a cabo las revisiones de mantenimiento, dada la experiencia adquirida en la aplicación de los reglamentos anteriores y la evolución de la técnica, para no ocasionar costes excesivos a los titulares, teniendo en cuenta las distintas condiciones de utilización de los ascensores.

Cabe recordar que como los reglamentos de seguridad industrial de ámbito estatal deben ser aprobados por el Gobierno de la Nación, aunque las Comunidades Autónomas con competencias puedan introducir requisitos adicionales, estas deben retirar cualquier disposición que contradiga a los mencionados reglamentos nacionales.

Esta nueva ITC será exigible desde el 22 de mayo de 2013, es decir, a los tres meses de su publicación en el BOE.

A los ascensores existentes, cuya puesta en servicio hubiera sido anterior a esta ITC, le seguirán rigiendo las mismas prescripciones que hasta ahora tenían, salvo todo lo que se refiere al mantenimiento, modificaciones importantes e inspecciones, que se deberán ceñir a lo que la nueva ITC determina.

CAMBIOS SOBRE EL MANTENIMIENTO:

Las empresas mantenedoras deberán realizar visitas para el mantenimiento en los plazos siguientes:

– Ascensores en viviendas unifamiliares: cada 4 meses.

– Ascensores de velocidad inferior a 0,15 m/seg.: cada 4 meses.

– Ascensores de edificios comunitarios con uso residencial de 6 paradas o menos: cada 6 semanas.

– Ascensores de edificios públicos de 4 paradas o menos y menos de 20 años de antigüedad: cada 6 semanas.

– Resto de ascensores: cada mes.

La empresa mantenedora deberá entregar al titular un boletín donde quede reflejado los datos fundamentales de la actuación de mantenimiento efectuada.

CAMBIOS SOBRE MODIFICACIONES IMPORTANTES:

Se consideran como importantes las modificaciones expresamente indicadas en la ITC, clasificadas en función de los elementos y del tipo de aparato.

Estas modificaciones pueden ser llevadas a cabo por el instalador, el fabricante o la empresa de mantenimiento.

Una modificación importante conllevará la certificación de conformidad y la comunicación, por parte del titular o de la empresa actuante, al órgano competente de la Comunidad Autónoma.

CAMBIOS SOBRE LAS INPECCIONES:

A partir de la puesta en servicio de los ascensores, serán inspeccionados por Organismos de Control.

Inspecciones periódicas:

– Ascensores en edificios de uso industrial y en lugares de pública concurrencia: cada 2 años.

– Ascensores en edificios de más de 20 viviendas o con más de 4 plantas servidas: cada 4 años.

– Resto de Ascensores: cada 6 años.

Otras inspecciones:

– Se debe realizar una inspección tras un accidente con daños a las personas o a los bienes, y cuando así lo determine el órgano competente de la Comunidad Autónoma.

Criterios técnicos:

Las inspecciones se realizarán de acuerdo con la reglamentación que le sea exigible y siguiendo los criterios y ámbitos siguientes:

– Estado de puertas y garantías de cierre y condena.

– Dispositivos de enclavamiento.

– Medios de suspensión y tracción.

– Freno mecánico.

– Limitador de velocidad.

– Paracaídas.

– Amortiguadores.

– Dispositivo de petición de socorro.

Se considera que los criterios de la norma UNE 192008 satisfacen todo lo anterior, pero actualmente esta norma se encuentra en proceso de elaboración y no está aún publicada, aunque no se prevé que cambie sustancialmente estos alcances.

El disponer de una norma UNE en la que se establezcan unos criterios de inspección, para los ascensores, que cumplan con lo que la legislación determina hará que los distintos Organismos de Control tengamos una uniformidad en nuestras actuaciones y un equilibrio en la forma de realizar las inspecciones y valorar los resultados de medidas y comprobaciones que, aunque actualmente, se sobreentiende, al ser ENAC la única entidad que realiza las auditorías y aprueba los distintos procedimientos de inspección de cada Organismo de Control, puede haber divergencias en cuanto a la necesidad o no de determinadas pruebas y en la valoración de lo que técnicamente es aceptable o no.

Todo ello, legislación, normas, unificación de criterios, redundará en un beneficio para los titulares y usuarios de este tipo de instalaciones en forma de contención del coste –tan necesario en estos momentos- y, sobre todo, en seguridad hacia las personas y los bienes; No podemos olvidar que los ascensores son el medio de transporte de personas más usado en el mundo entero.